Pabellón del Gran Buda

(Daibutsu-den)
Tesoro Nacional, Siglo XVII
El Pabellón del Gran Buda es el pabellón principal (kondō) del Tōdai-ji. Desde que fuera levantado por primera vez en el Período Nara, fue destruido en dos ocasiones por el fuego de los conflictos militares, en 1180 y en 1567. La estructura actual, que data del Período Edo, es una reconstrucción debida al monje Kōkei. Sin embargo, aunque el Pabellón original y el reconstruido en 1195 eran de igual tamaño (unos 88 metros de anchura), la estructura actual se vio reducida a unos 57 metros de anchura debido a que no se pudieron reunir fondos suficientes. Aun así, su altura y su longitud de fondo sí conservan el tamaño original, por lo que es la mayor construcción de madera del mundo.
Dimensiones: Anchura 57,012m; Longitud 50,480m; Altura 48,742m

Atención

Se prohibe realizer dibujos y utilizar dispositivos que aporten luz adicional en el Pabellón del Gran Buda.
Se permite realizar fotografías a modo de recuerdo en el corredor que lleva al Gran Buda y alrededores pero están prohibidas las fotografías de grupos y el uso de trípodes.
Se prohibe también la reproducción, impresión y tratamiento de las imágenes obtenidas en el Tōdai-ji para usos publicitarios, comerciales o lucrativos.

Goshuin

Kegon
(Skt. Avatamsa)

Buda Vairocana (Daibutsu)

Tesoro Nacional, Siglo VIII
El nombre correcto del Daibutsu es Buda Vairocana, el Buda cuya luz de conocimiento y compasión es tan brillante que ilumina por doquier. Śākyamuni, el primer hombre que alcanzó la categoría de Buda, nació en la ciudad india de Kapilavastu hacia el año 580 a.C. y a los veintinueve años de edad abandonó el palacio familiar, convirtiéndose en un mendigo errante. Tras pasar seis años de penurias y austeridad para formarse, un día experimentó una revelación religiosa de profunda trascendencia cuando se hallaba bajo un gran tilo junto a la ribera del río Nairanjana. El sutra Avatamsaka (o Kegon-kyō) describe el momento en que Śākyamuni alcanza la iluminación espiritual y con ello su consecución de la condición de Buda, que trasciende el tiempo y el espacio. Este sutra describe el mundo de Vairocana como algo magnífico, virtuoso e inmenso, y embellece sus explicaciones con las flores de alguno de los logros de los bodhisattvas (aquellos que llevan camino de convertirse en budas). Según el texto, el canto de los pájaros, el color de las flores, el fluir del agua o la forma de las nubes, son parte de las enseñanzas de Vairocana para la salvación de todos los seres vivos.
En los pétalos del loto que forma el pedestal del Gran Buda están grabados unos dibujos conocidos por el nombre de El mundo que atesora el loto (Rengezō sekai), y que representan el “mundo de la iluminación” descrito en el sutra antedicho. A través de sus hermosos diseños se expresa la noción de que cada uno de nosotros no constituye una existencia aislada, sino que todos los seres y fenómenos están estrecha e ilimitadamente interrelacionados y todo el conjunto se halla envuelto en la luz de la sabiduría de Vairocana.
Dimensiones: Altura de la estatua, 14,98m; Altura del pedestal, 3,05m

Lámpara octagonal

Tesoro Nacional, Siglo VIII
La Lámpara octagonal que se yergue frente al Pabellón del Gran Buda data de los tiempos de la fundación del Tōdai-ji. Se compone de seis piezas, pero la más distintiva de todas ellas es su amplia recámara para el fuego, recubierta de un tejado de suave pendiente coronado por un adorno similar a una joya. La lámpara se asienta sobre una base de piedra situada sobre un poste también de piedra que brota de un pedestal en forma de loto. Los ocho paneles metálicos de la recámara del fuego tienen un diseño de fondo similar a un enrejado de rombos. Los cuatro paneles fijos están decorados con imágenes de sendos músicos celestiales, mientras que los cuatro paneles que se abren tienen como decoración unos leones envueltos en nubes. En especial, el diseño de los músicos celestiales arroja un resultado maravilloso, con las figuras en unas poses gráciles y las proporciones entre sus cuerpos y sus miembros están muy bien equilibradas, con esos brazos que parecen vivos mientras sostienen los instrumentos y hasta con los pliegues en la vestimenta producidos por el viento. Por otra parte, el pilar de piedra que sostiene la estructura tiene grabado un texto sobre los méritos de encender una lámpara como ofrenda a Buda.

Información sobre el recinto

  • Horario de apertura,Tarifas de admisión
  • MAPA
  • » Pabellón del Gran Buda
  • » Hokke-dō
  • » Senju-dō (en el Kaidan-in)
  • » Museo del Tōdai-ji
  • » Nandai-mon
  • » Nigatsu-dō
  • » Shigatsu-dō
  • » Kaisan-dō
  • » Fudō-dō
  • » Shunjō-dō
  • » Gyōki-dō
  • » Nembutsu-dō
  • » Torreón de la campana
  • » Ōyuya
  • » Sashizu-dō
  • » Kanjin-sho
  • » Kaidan-dō (en el Kaidan-in)
  • » Site of the Lecture Hall
  • » Puerta Tegai-mon
  • » Shōsō-in